Desde el sentir... queremos al barrio La Perla por su tranquilidad, sus buenos vecinos, la cercanía al mar y al centro y los chalecitos típicos de la ciudad... ¡impulsemos ese sentimiento!

Desde el pensar... conocemos los chalecitos, queremos protegerlos, cuidarlos... ¡reflexionemos sobre este patrimonio!

Desde el hacer... procedemos a “echar mano” para preservar lo más característico de los chalecitos, sus fachadas... ¡charlemos sobre cómo y quiénes podrán ayudarnos!


¿Qué ayudas prácticas es posible recibir para la preservación de los frentes de los chalecitos “estilo Mar del Plata”? (Piedras)

Imagen: Panorama de las principales ayudas prácticas factibles de ser recibidas. Abajo, ejemplo de erosiones en pétreos (juntas). Fuente: Elaboración personal.


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Como se mencionó anteriormente, los chalecitos poseen sus valores condensados principalmente en los frentes mediante el trabajo de piedras, maderas, ladrillos, revoques, metales y pinturas. Con el tiempo, estos materiales se deterioran y resulta necesario realizar reparaciones/ intervenciones y mantenimientos/ actividades de conservación. Por eso, el Área municipal patrimonial brinda ayudas para que el usuario conozca las intervenciones a realizar por los arquitectos/constructores, o bien, para que sepa cómo realizar el mantenimiento. Asimismo, esta oficina cuenta con un Manual realizado por quien escribe para abordar estas tareas a través el desarrollo de cada material en la ciudad y los grupos de deterioros-diagnósticos relacionados junto a las posibles soluciones. A continuación se presenta un ejemplo de asesoramiento para un tipo de deterioro en las piedras, pero es necesario observar la imagen superior para comprender las múltiples recomendaciones factibles de obtener de acuerdo a los casos más usuales (resaltados en gris) y apremiantes en el barrio (resaltados en rojo).

- Sobre el material: las piedras naturales marplatenses son ortocuarcitas con óptimas propiedades de durabilidad y dureza, con coloraciones desde blancos hasta rojizos. Se utilizaron particularmente desde 1925 debido al uso dado por el Ing. Baldassarini. Empleadas en revestimientos, chimeneas, columnas, solias y dinteles, sus tratamientos entre 1930 y 1950 fueron característicos, como el aparejo “bastón roto”.

- Sobre un tipo de deterioro: dentro del grupo físico donde se agrupan los problemas causados por agentes atmosféricos como lluvias, heladas, viento, cambios térmicos y contaminación, se destacan las erosiones, ya sea en las juntas o en las piedras mismas. Desde estas causas, las erosiones se manifiestan a través de la pérdida de material, generalmente superficial.

- Sobre las acciones de reparación específicas que ejecutará el especialista: 1) limpieza con cepillos blandos, ya sea en juntas o piedras, 2) aplicación de consolidantes o bien, inyecciones de silicato sódico (50%), sales cálcicas (10%) y agua (40%), 3) limpieza de morteros disgregados en juntas con espatulines de madera blanda, incorporación de tacos de madera para reintegrar las posiciones originales e integración de morteros faltantes, previo mojado, similares a los existentes, 4) si se hubieran perdido las piedras enteras, reemplazo por nuevas de iguales características y 5) aplicación final de hidrofugantes.

- Sobre las acciones de mantenimiento generales de las piedras, que periódicamente podrá realizar usted mismo, conviene recordar: revisar sus cambios según el clima, los crecimientos de vegetación, las manchas de humedad (recordando que el agua encuentra pasajes en/entre materiales y por eso la causa puede estar lejos), verificar la aparición y el movimiento de fisuras/grietas (mediante la colocación de láminas de vidrio de 1mm tomadas perpendicularmente a las aberturas) y no utilizar productos de limpieza abrasivos en su cercanía.

Para ayudarlo mejor, Chaleterapia junto a la colaboración del Área municipal patrimonial puede ofrecerle este asesoramiento vía mail a través de
chaleterapia@yahoo.com.ar, publicándolo prontamente.